Tarta de fresas y leche condensada sin horno: la receta perfecta para un postre delicioso y fácil de hacer

¿Te gustan las tartas? ¿Te encantan los postres? Entonces tienes que probar esta receta increíble y súper fácil para hacer una deliciosa tarta de fresas y leche condensada sin horno.

¿No tienes horno? No hay problema, con esta receta no necesitarás ningún horno. Esta sencilla receta no te llevará mucho tiempo hacerla, por lo que podrás disfrutar de un postre delicioso sin tener que preocuparte por la limpieza del horno después.

Esta tarta de fresas y leche condensada sin horno es perfecta para un picnic, una fiesta o simplemente para disfrutar una deliciosa merienda. Su sabor a fresas y su textura suave y cremosa te sorprenderán. Además, es súper fácil de preparar y no necesitas ningún tipo de equipos especiales.

Lo primero que tienes que hacer es mezclar la leche condensada con un poco de leche. Esta mezcla servirá como base para la tarta.

Una vez que tengas la mezcla lista, ponla en un recipiente y agrega unas gotas de jugo de limón. Esto le dará un toque ácido a la tarta.

Ahora viene la parte divertida: agregar fresas. Puedes usar cualquier tipo de fresas, pero para esta receta, recomendamos usar fresas maduras y suaves para obtener el mejor sabor. Corta las fresas en trozos pequeños y agrégalas a la mezcla.

Ahora toma un molde, engrásale con un poco de mantequilla y vierte la mezcla en él. Pon la tarta en el refrigerador y déjala allí durante al menos 4 horas para que se selle y se enfríe.

Una vez que esté lista, sácala del refrigerador y decórala con algunas fresas restantes. ¡Ya está listo para servir!

Esta tarta de fresas y leche condensada sin horno es un postre fácil, delicioso y muy refrescante. ¡Es perfecto para un picnic, una fiesta o para disfrutar una tarde de verano! ¿A qué estás esperando? ¡Es hora de preparar esta deliciosa tarta!

Ingredientes para preparar la tarta de fresas y leche condensada sin horno

Si deseas preparar un postre delicioso, fácil y sin horno, ¡esta es la receta perfecta! Esta tarta de fresas y leche condensada sin horno es ideal para personas que desean disfrutar de un manjar sin tener que encender el horno. Esta receta se prepara con solo cinco ingredientes sencillos, que seguramente tendrás en tu cocina. Estos son los ingredientes que necesitarás:

  • Una lata de leche condensada
  • Un paquete de galletas maría
  • Una taza de mantequilla sin sal
  • Un kilo de fresas frescas
  • Una cucharada de azúcar

Preparación de la tarta de fresas y leche condensada sin horno

Ahora que ya tienes todos los ingredientes, es hora de empezar a preparar la tarta de fresas y leche condensada sin horno. Esta receta es muy sencilla y se prepara en tan solo unos minutos. Para comenzar, pon la lata de leche condensada sobre una cacerola y calienta a fuego lento. Mientras, tritura las galletas maría con un procesador de alimentos. Agrega la mantequilla a la mezcla y mezcla bien hasta que se forme una masa homogénea. Con esta masa, forma una base para la tarta y ponla en una fuente para hornear.

Luego, lava bien las fresas y córtalas en rebanadas delgadas. Pon las fresas sobre la base de la tarta y espolvorea azúcar por encima. Por último, vierte la leche condensada sobre la tarta y deja que se enfríe antes de servir. ¡Ya tienes tu tarta de fresas y leche condensada sin horno lista para disfrutar!

Beneficios de la tarta de fresas y leche condensada sin horno

Esta tarta de fresas y leche condensada sin horno es un postre delicioso y saludable. Las fresas son ricas en vitamina C, fibra y antioxidantes, lo que ayuda a proteger el cuerpo de enfermedades. La leche condensada también aporta algunos nutrientes, como calcio, potasio y magnesio. Además, es un postre ideal para aquellas personas que desean disfrutar de un manjar sin tener que encender el horno. Así que, si buscas un postre delicioso, fácil de preparar y saludable, ¡esta es la receta perfecta para ti!

Receta  Flan de huevo casero al baño maría: la mejor receta para un postre perfecto

La magia de la Tarta de Fresas y Leche Condensada sin Horno

¡No necesitas horno para disfrutar de una deliciosa Tarta de Fresas y Leche Condensada! Esta receta es perfecta para aquellos que quieren disfrutar de un postre rico y fácil de preparar sin tener que preocuparse de encender el horno.

La Tarta de Fresas y Leche Condensada sin Horno es una receta versátil que se puede disfrutar tanto para una merienda como para un postre. El resultado es una tarta con una fina y crujiente capa de galletas cubierta de una deliciosa capa de leche condensada y fresas.

Para preparar esta tarta, primero deberás mezclar la mezcla de galletas en un recipiente. Esta mezcla se usará para hacer la base de la tarta. Después, agrega una capa de leche condensada y cubre con una capa de fresas. Finalmente, coloca la tarta en el refrigerador durante un mínimo de 4 horas para que la tarta se solidifique.

Una vez que la tarta esté lista para servir, puedes decorarla con crema de leche y ralladura de limón para darle un toque único. Si deseas una tarta un poco más dulce, puedes agregar un poco de azúcar a la mezcla de galletas antes de prepararla.

La Tarta de Fresas y Leche Condensada sin Horno es una receta perfecta para aquellos que quieren disfrutar de un postre delicioso y fácil de hacer. Esta tarta se puede servir como postre o merienda y es una opción ideal para aquellos que buscan una manera sencilla de preparar un postre delicioso.

Soy un chef profesional con amplia experiencia en la creación de platos deliciosos y sofisticados. Me especializo en la fusión de sabores y utilizo ingredientes frescos y de alta calidad en todas mis preparaciones. Mi pasión es dar vida a cada platillo, sorprender a los paladares más exigentes y crear experiencias culinarias inolvidables. Mi objetivo es brindar servicios culinarios excepcionales y personalizados a cada uno de mis clientes.

Deja un comentario